18+
Las bases del poker

Los cimientos del juego de poker (guía II de VII)

Los primeros pasitos para aprender a jugar a póker

Se puede describir el poker de varias maneras y hay varias variantes del juego de póquer, que funcionan de distintas maneras. Pero es verdad que las bases más o menos son las mismas y aquí las vamos a describir de manera que se entienda fácilmente.
En el poker puede haber muchas personas jugando a la vez y no requiere un número específico de jugadores. Podemos decir que tradicionalmente, se jugaba con 2 a 7 jugadores. En teoría, podrían participar hasta 22 jugadores pero la mesa suele ser limitada a 10. En el póquer los jugadores reciben cinco cartas y la clave está en cómo cada uno maneja estas cinco cartas en las diferentes situaciones que surgen. El poker es un juego donde es muy importante tener información. Cuanto más información tengas, mejores decisiones puedes tomar. Y esto hará que gane más veces, y por supuesto, más dinero.
Para llegar a ser un buen jugador, hace falta conocimientos sobre las diferentes partes del juego. Porque cada detalle influye en el resultado y hace falta saberlos para poder tomar decisiones correctas. Pero es verdad que puedes ser un gran jugador en la teoría pero lo que importa es cómo uno funciona durante el juego. Porque los nervios te pueden traicionar cuando hay mucho dinero en el bote.

Tienes que convencer a tus oponentes que tienes las mejores cartas

Las cartas y tu apuesta en la mesa decide si ganas o no. Por supuesto, es una ventaja tener una buena mano pero también puedes ganar con una mano mala, si transmites la sensación de tener buenas cartas.
La base del juego es que recibes cinco cartas del repartidor (el dealer), haces tus apuestas y luego puedes cambiar algunas de tus cartas. Luego se apuesta de nuevo. La variante de poker más popular hoy día es Texas hold’em. Pero hay muchos tipos, como Omaha, Three-Card Poker, Seven-card Stud, Five-card Draw, Four Card Poker, Razz, Caribbean Stud Poker y un largo etcétera.
Una buena manera para convencer a tus oponentes es: poner mucho dinero. Si apuestas cantidades altas, transmites la sensación de que tienes una buena mano y entonces puedes ganar el bote entero porque los otros jugadores se retiran (se plantan). Engañas a tus oponentes para poder. Se llama hacer un farol (bluff).
Para ser un profesional del poker, hay que saber obtener información, tener disciplina y tener los conocimientos para saber qué cartas dan los mejores resultados. También hay que saber apostar de una manera inteligente.

Buenas manos en póker

Antes que nada, queremos resaltar que todos los palos tienen el mismo valor. Algunos dicen que corazones valen más que picas o los otros palos pero esto no es cierto. Si tienes una escalera de picas, vale lo mismo que una escalera de corazones o diamantes.
Pero los valores si tienen mucha importancia en el póquer. Por lo tanto, un par de reyes vale más que un par de cincos.
La escalera real de color, Royal Straight Flush, es la mejor mano que uno puede obtener. Es una escalera de un solo palo, con las cartas diez, jota, dama, rey y as (10, J, Q, K y A). Por supuesto, esta mano es el sueño de cualquier jugador de poker pero no es fácil obtenerla. El póker es mucho sobre probabilidades y estadísticas. Si coges cinco cartas de una baraja, puedes obtener 2.598.960 combinaciones diferentes de cartas.
Escalera de color, Straight Flush, es una escalera del mismo palo pero dan igual los valores. Por lo tanto, tienen que ser cinco cartas en orden consecutivo, del mismo color. Por ejemplo, puede ser de 5 a 9 en diamantes. Si hay dos jugadores con escaleras de colores, gana el jugador que tenga la carta más alta.
Poker son cuatro cartas del mismo valor y también es una mano difícil de conseguir. Como vemos, es esta mano que da nombre al juego. Si por ejemplo tienes cuatro cincos, tienes un póker de cincos.
Full, o Full House, es una mano con tres cartas de un valor, y dos de otro valor. Por lo tanto, es un trío y una pareja. Un full puede ser, por ejemplo, tres cuatros y dos dieces. O cualquier otra combinación. Tres cartas de un valor, y dos de otro valor.
Color, o flush, son cinco cartas del mismo palo. No tienen que ser consecutivas. Se puede decir «flush con jota» lo cual quiere decir que tienes un color, con J como carta más alta. En caso de que haya dos jugadores con color, gana él que tenga la carta más alta.
Escalera, o straight, son cinco cartas en orden consecutivo. Pero pueden ser de distintos palos. Si fueran del mismo palo, sería un Straight Flush. Aquí también se puede decir «escalera con dama», si tienes una escalera con Q como carta más alta.
Un trío – three of a kind – son tres cartas del mismo valor. Puedes, por ejemplo, obtener un trío de cincos.
Doble pareja son dos cartas de un valor, y otras dos de otro valor. Por ejemplo, un par de cincos y un par de reyes es «doble pareja con reyes» (K como carta más alta).
Una pareja es lo mismo que arriba, pero sólo dos cartas del mismo valor. Puedes conseguir, por ejemplo, una pareja de ases.

Apuestas

Cuando juegas a poker, apuestas por tu mano, es decir, por tus cartas. Muchas veces, hay una apuesta obligatoria antes de empezar. Este montante de apuesta se decide antes de empezar a repartir las cartas. Luego se vuelve a apostar cuando se cambian las cartas o cuando se reparten más cartas. Si tienes cartas malas, te puedes retirar (plantarte). Si te plantas, abandonas la partida y pierdes el dinero que ya has puesto en el bote. Si tienes buenas cartas, tienes dos opciones: puedes «seguir», es decir, seguir en el juego igualando la apuesta de los otros jugadores, o bien puedes «subir» la apuesta, es decir, aportando más dinero al bote.